3 problemas cuando tu niña deja el pañal

Para mi, entrenar a mi hija no fue gran problema.

Siempre se mostró muy emocionada por dejar el pañal y aprendió rápidamente a avisar. Pero justamente porque todo fue tan rápido, quedaron algunos huecos en la enseñanza que tuve que aprender sobre la marcha. ¡Que no te pase a ti!

Se irrita mucho Mía no se limpiaba bien y como la orina es ácida, la zona permanecía en un ambiente húmedo que hacía que su piel se viera roja y le ardiera. Limpia la zona con un algodón con agua y golpecitos y ponle pomada para rozaduras.

Tiene infecciones recurrentes de las vías urinarias La época de entrenamiento es cuando más comunes son y se deben a una técnica incorrecta para limpiarse. Las niñas deben hacerlo de adelante para atrás, de manera que no arrastren materia fecal y bacterias a la vagina. Aunque le expliqué esto a mi hija una vez, tuve que reforzárselo varias ocasiones para evitar las visitas continuas al doctor por infecciones.

Tiene un olor desagradable Por salir a jugar rápido en la escuela, Mía olvidaba limpiarse la pipí después de ir al baño o no se limpiaba el área correctamente (lo hacía más atrás, hacia el ano, en lugar de en la vagina). Esto hacía que la pobre oliera mal, y lo peor es que el olor persistía aunque la bañara hasta que me dieron este consejo: dale a tu pequeña un baño de tina con un puño de bicarbonato de sodio (hazlo los días que sea necesario) y refuerza el hábito de limpiarse siempre. Evita jabones con aromas que pueden irritar su piel.

¡Feliz entrenamiento!

Alejandra, mamá de Mía.


Posted

in

by

Tags:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *